TÉCNICA FOTOGRÁFICA

(ver también el apartado de adaptadores)

 

                                                                                En este apartado se describe la técnica utilizada para realizar las fotografías que aparecen en esta web. La mayoría de ellas se consiguieron gracias a la técnica de "digiscoping", consistente en acoplar una cámara fotográfica digital a un telescopio terrestre. Existe en la red multitud de información sobre esta técnica (ver links) y también resulta muy recomendable el libro "Digiscoping" de Adolfo Marpez (Editorial Náyade). Nos limitaremos aquí, por lo tanto, a hacer un breve resumen. La principal ventaja de esta modalidad fotográfica consiste en que, al usarse el telescopio como "teleobjetivo" se consigue un gran nivel de acercamiento al objeto fotografiado, ya que se une la potencia del telescopio (20 a 60 aumentos) a la del zoom de la cámara (1x a 4x por ejemplo en la Coolpix 4500), dando lugar a distancias focales equivalentes a entre 1000 y 12000 mm., pudiéndose incluso llegar hasta los 40000 mm o incluso más con el uso de telescopios y oculares astronómicos. Además, es un sistema relativamente barato (o al menos bastante menos caro que la fotografía convencional, cuyas  lentes pueden alcanzar precios desorbitados, sobre todo cuando se trata de teleobjetivos de cierta calidad), relativamente ligero (en comparación con el peso de los teleobjetivos tradicionales) y cuenta con las ventajas de la fotografía digital (resultados inmediatos, posibilidad de disparar cientos de fotografías sin gasto adicional, posibilidad de retocar las fotos para mejorar su calidad, etc). Sin embargo, podemos también enumerar algunos incovenientes, como son: la dificultad de captar aves en vuelo, el retardo al disparar que se produce con algunos modelos de cámaras, la imposibilidad de retratar aves demasiado cercanas y la menor calidad de las tomas con respecto a la fotografías convencionales, lo cual repercute en la necesidad de retoque (sobre todo de enfoque) de casi todas las fotos obtenidas con esta técnica y en su mayor dificultad para publicarse en papel, principalmente a tamaños grandes.

        Hay que decir, sin embargo, que estos incovenientes pueden verse reducidos e incluso solventados en cuanto esté a punto la técnica de digiscoping mediante cámara réflex digital, ahora en estudio, pero con unas buenísimas perspectivas a muy corto plazo. El desarrollo de esta última variedad se ha producido como consecuencia de la popularización de algunos modelos de cámaras réflex digitales de unos 6 Mpix de resolución, de Canon y Nikon, que son ya ofrecidas a precios relativamente asequibles al público.

       Repasemos ahora los diferentes instrumentos que se pueden utilizar para estas técnicas, así como para la observación de aves:

 

            1-Telescopio: Actualmente uso un Swarovsky AT80HD, equipado con lentes de alta definición. Algunas de las fotos que se pueden ver en esta web se consiguieron mediante un antiguo Kowa TSN-3, con más limitaciones que el primero pero también con una calidad más que aceptable. Otros telescopios con los que se obtienen excelentes resultados son los de la gama alta de Kowa, Leica, Zeiss, Optholyth, Opticron, Nikon, Pentax y, sobre todo, con los nuevos modelos de Swarovsky ATS80HD y ATS65HD. Otros modelos también aplicables al digiscoping son los astronómicos "reconvertidos" a uso terrestre que, aunque son algo más delicados, tienen la ventaja de contar con lentes de amplio diámetro (90 a 130 mm)  -que los hacen muy luminosos- y de grandes focales (hasta 1500 mm) -que permiten superar en nivel de acercamiento a los telescopios convencionales-; entre éstos astronómicos están los Celestron, Meade, Sky-watcher y el fabuloso pero también carísimo Questar.

Telescopio Swarovsky AT80 HD

 

             2-Oculares: Para el telescopio Swa AT80HD dispongo de un ocular zoom de 20x a 60x, muy bueno para usos generales; también utilizo un fijo 20x WA, muy luminoso y de gran abertura, muy apropiado para tomas de vídeo, aunque no tanto como el William Optics DCL-4337, de 16x, que adquirí recientemente y me permite suprimir por completo el viñeteo en las grabaciones de vídeo. Para aves muy lejanas he adquirido un ocular astronómico Vixen de 2,5 mm que conecto al telescopio mediante una pieza comercializada por Swarovsky (para acoplar oculares astronómicos al cuerpo de los AT y ATS); mediante este último ocular consigo unos 180 aumentos (450 mm de focal del telescopio dividido entre 2,5 mm de focal del ocular), que se agradecen en condiciones de gran distancia pero buena luz , no siendo apto para fotografía, salvo en situaciones muy especiales, pero muy útil para asegurar una identificación o leer anillas. Existe una gama de oculares astronómicos llamada Radian, de la casa Televue, tratados  apocromáticamente y disponibles a distancias focales de entre 2,5 y 18 mm (180x y 25x respectivamente con los Swa AT), que con su excelente óptica permiten mejorar sustancialmente la calidad de las fotografías obtenidas.

Ocular astronómico Vixen 2,5 mm. (Mari-Pili)

Ocular Swarovsky 20 x WA

            3- Cámaras: Actualmente trabajo con la compacta digital Nikon Coolpix 4500, aunque esporádicamente sigo utilizando la Coolpix 990, predecesora de la anterior, que a pesar de ser más antigua y de menor resolución, conserva aún alguna ventaja sobre la primera, como es la mayor superficie de la pantalla LCD, lo que permite un enfoque manual más sencillo y rápido. También suelo llevar conmigo una cámara réflex para las fotos de aves en vuelo y las demasiado cercanas, que antaño fue una "química" Nikon 601M con teleobjetivo catadióptrico Tamron 500 mm f8, y que recientemente sustituí por una digital Canon EOS 10D con un zoom Canon 100-400 mm f5.6 con estabilizador de imagen. Esta última cámara también puede acoplarse directamente al telescopio mediante un adaptador, tanto por el método afocal (a través de un objetivo de 50mm), como por proyección del ocular (el cuerpo de la cámara directamente al ocular del telescopio). Por otra parte, para poder usar el teleobjetivo Tamron (con montura nikon) en la Canon EOS10D existe un sencillo y poco costoso adaptador que se puede conseguir aquí: www.fatuarte.com

Nikon coolpix 990

Nikon coolpix 4500 con adaptador y disparador mecánico

Cámara "química" Nikon 601 con catadióptrico Tamron 500 mm.

Réflex digital Canon EOS10D con teleobjetivo zoom  Canon 100-400 mm

Réflex adaptada al digiscoping (proyección por ocular)

Adaptación del objetivo Tamron con montura Nikon al cuerpo de Canon

            4 -Adaptadores: Al poco tiempo de iniciarme en la técnica idée un adaptador de aluminio de dos piezas (el que más adelante se conocería como adaptador "Rouco") que mandé elaborar a un tornero y cuyo funcionamiento puede verse en la siguiente imagen. Durante unos meses comercialicé directamente estos adaptadores artesanales, que pudimos adaptar para varios modelos de telescopios. Actualmente es mi amigo Saturnino Fernández quien acepta pedidos de adaptadores; en el siguiente enlace (adaptadores para digiscoping) mostramos los modelos disponibles actualmente y facilitamos su correo electrónico por si alguien le quiere encargar alguno. Otros modelos de adaptadores alternativos son los comerciales, bien los que ofrecen las propias marcas de óptica (swarovsky, kowa, nikon...), como los que se venden a través de internet (Spidertech, Eagle-eye, etc...)

 

            5 -Cámara de vídeo: Para grabaciones de aves en movimiento utilizo una Sony PC101, una mini-DV que normalmente conecto al ocular del telescopio mediante un adaptador similar a los ya descritos, lo cual se conoce como "Videodigiscoping". Este método además permite capturar fotogramas, permitiendo así obtener imágenes fijas en condiciones en las que las cámaras fotográficas resultan inútiles, como cuando hay poca luz, cuando las  aves se mueven muy deprisa o cuando estamos en puestos de observación poco estables (por ejemplo, en un barco...). Esta cámara, equipada con un zoom digital de hasta 10x, viñetea en el ocular 20x 60x del telescopio, a niveles de zoom de la cámara de entre 2x y 9x. Sin embargo no lo hace en ningún tramo de recorrido del zoom (salvo en los primeros 1,5x), con el ocular William Optics DCL4337. Los 16 x aproximadamente que proporciona este ocular de gran ángulo se combinan con el zoom de hasta 10x de la videocámara, llegando así hasta los 160 x aumentos ópticos, que son más que suficientes para grabar a grandes distancias. Este ocular se acopla al telescopio mediante la pieza de adaptación para oculares astronómicos que suministra Swarovski.

 

             6- Trípodes y cabezales: La robustez es el criterio fundamental de elección para los trípodes, que deben permitir una perfecta estabilidad del equipo; la casa Manfrotto es una de las que ofrece trípodes de buena calidad, entre los cuales hay modelos construidos con fibra de carbono, siendo éstos de muy poco peso y al mismo tiempo muy sólidos (también muy caros). Hay modelos menos costosos que ofrecen la misma solidez a cambio de ser algo más pesados, como por ejemplo el 055, que es el que yo utilizo. La misma importancia o más que el propio trípode tiene la rótula o cabezal, ya que se trata de una pieza fundamental para la estabilidad del conjunto; una de las mejores es la Manfrotto 501 (ahora 503), rótula de vídeo muy fluida, cómoda y con un buen sistema de sujección al telescopio. Otra de las ventajas adicionales de esta rótula (501 ó 503) es que tiene la posibilidad de cambiar la zapata por otra mucho más larga de la misma marca, lo cual nos permite modificar el centro de gravedad del conjunto. Finalmente se debe destacar también la importancia de disponer de una pinza para sujetar el telescopio a las ventanillas de los coches, ya que éstos constituyen excelentes hides móviles desde donde se pueden obtener multitud de buenas fotografías; la pinza más recomendable de las que yo conozco es la que fabrica Opticron, ya que la de Manfrotto resulta en este caso demasiado blanda.

Cabezal Manfrotto 501 con trípode Manfrotto 055 Pro

Pinza para ventanilla Opticron

              7- Prismáticos y binoculares: Además de para observar aves, los prismáticos pueden también ser utilizados para fotografía, conjuntamente con una cámara digital y un adaptador. A este método se le conoce como "Digibinox". Sin embargo, lo más cómodo resulta utilizarlos sólo para observación y practicar la fotografía mediante un monocular de 5 ó 10 aumentos. Estos monoculares pueden venir ya preparados para adaptarse a la rosca de la cámara (como los de Kenko, Eagle-Eye o Crystalvue) o sin preparar (monoculares convencionales), lo que hará que precisen también un adaptador.

Prismáticos Swarovsky EL 10x40

Cámara Coolpix 990 acoplada a un monocular Zeiss de 8x

             8- Elementos accesorios: Hay unos pequeños instrumentos que, sin ser imprescindibles, resultan muy útiles para la práctica del digiscoping. Uno de ellos es el cable disparador, que permite evitar el movimiento de la cámara a la hora de tomar las fotos. Existen modelos electrónicos como el que ofrece la misma Nikon, pero lamentablemente son de escasa calidad y resistencia. Es mucho mejor fabricar uno mecánico mediante un brazo metálico doblado de tal manera que permita la colocación de un cableMira telescópica disparador manual justo encima del botón disparador de la cámara, tal como se puede ver en la siguiente fotografía. Otro de los elementos adicionales casi imprescindibles es el parasol para la pantalla LCD de la cámara, que permite dejar a la sombra esta pantalla, evitando así los reflejos que casi la inutilizan cuando tenemos el sol de espaldas. Este parasol puede ser fabricado por uno mismo, utilizando un pequeño visor de diapositivas de plástico o un cuentahilos. El tercer elemento de importancia es el punto de mira, fundamental para localizar el ave lo más rápidamente posible e incluso para poder realizar alguna toma en vuelo; el punto de mira más básico lo constituye un tubito de latón estrecho que se puede pegar al cuerpo del telescopio con velcro, una vez calibrado; otros más avanzados son las miras telescópicas que utilizan los cazadores, algunas de las cuales portan un sistema de proyección óptica de punto de luz , muy útil para aumentar la eficacia y rapidez de la localización del objeto. Estas miras deben ser adaptadas artesanalmente al telescopio, a la cámara o al cabezal del trípode. Finalmente, debemos mencionar las baterías accesorias, utilizadas como fuente de alimentación externa cuando la pila interna se descarga, cosa que ocurre con mucha rapidez en algunos modelos como las Coolpix. Estas baterías se obtienen a base de unir varias pilas alcalinas recargables de tipo NiMH hasta llegar al voltaje necesario que demanda la cámara (6 pilas de 1,5 V en el caso de la Coolpix 4500), aunque también se pueden utilizar alternativamente las mismas baterías que en las maquetas de coches por radiocontrol.

El tristemente famoso y delicado disparador MCEU1 de Nikon

Disparador mecánico, mucho más simple y efectivo que el anterior

Parasol para la pantalla LCD de fabricación casera

Batería de radiocontrol adaptada para alimentar a la Coolpix 4500