NOVEDADES

 

Actualización día 15/07/2008

(esta página se actualiza más o menos una vez al mes)

 

 

 

 

VIAJE RELÁMPAGO A CANARIAS. JULIO 2008

 

Como aún tenía varias especies de aves en Canarias de las cuales  no había podido disfrutar en buenas condiciones, me decidí a realizar el ferry Lanzarote-Tenerife, acompañando a Dani Velasco y a Juan Sagadía. Juan y yo salimos del aeropuerto de Madrid el miércoles 9 de julio a las 6.15 h de la mañana. Esa noche tuvimos que pernoctar en el interior de los vehículos, en el aparcamiento de larga estancia del aeropuerto. Por la mañana, tras dejar el avión, nos juntamos con Dani en Lanzarote, y desde ahí embarcamos con destino a Tenerife a las 11h. . Durante el viaje marítimo, de 9 horas de duración, contamos un total de 72 petreles de Bulwer, 7 paíños pechialbos y 1 pardela chica, además de muy abundantes pardelas cenicientas y algunos charranes comunes. De los Bulwer pudimos tomar algunas fotos, mejorando las que habíamos realizado en otras ocasiones, pero los pechialbos se vieron todos muy lejos y muy brevemente; espero poder disfrutar mejor de esta especie en sucesivas veces. La observación de pardela chica, aunque lejana y sin posibilidad de documentación fotográfica, fue bastante buena, dado que se pudo comparar directamente con una pardela cenicienta, junto a la cual volaba; además los prismáticos estabilizados me permitieron apreciar muy bien algunos detalles, como su estructura rechoncha y cabezona, el contraste entre las partes superiores muy oscuras y las inferiores muy claras, y la cara limpia, blanca, con el ojo aislado en su parte central.

 

Petrel de Bulwer, en la travesía Lanzarote - Tenerife.

 

Pardela cenicienta.

 

Pez volador, abundante también durante el trayecto.

 

El día siguiente lo dedicamos a observar aves en Tenerife. Por la mañana estuvimos en el merendero de Las Lajas (Villaflor), en cuyo bebedero pudimos fotografiar cómodamente pinzones azules, canarios, picos picapinos, mosquiteros, etc y también en la presa de Cabo Blanco (Arona), en donde se observaba un flamenco enano que finalmente resultó ser escapado de cautividad, dado que comprobamos que tenía las primarias de un ala recortadas. La tarde la pasamos en el área recreativa de La Caldera (Aguamansa); aquí fotografiamos al petirrojo de la subespecie tinerfeña, al reyezuelo canario y a la subespecie canariensis de pinzón vulgar. A continuación, una muestra del trabajo realizado.

 

Canario, en el bebedero de Las Lajas.

 

Ejemplares de diversas edades y sexos de pinzón azul, en Las Lajas.

 

Pinzón vulgar de la subespecie canariensis.

 

 

Pico picapinos de la subespecie canariensis. Macho adulto, macho joven y hembra adulta. Se diferencia de la subespecie peninsular por presentar las partes inferiores de color blanco sucio u ocre, en vez de blanco brillante, como en aquélla.

 

Petirrojo de la subespecie superbus, más oscura y con tonos más grises que la subespecie nominal.

 

Mosquitero canario, en Las Lajas.

 

Herrerillo africano de la subespecie nominal (teneriffae), en Las Lajas. Joven arriba y adulto abajo.

 

Reyezuelo canario. Abajo un pollito recién volandero que llegó a posarse en mi mano.

 

Vencejo unicolor, frecuente en la isla.

 

Chorlitejo chico; juvenil refugiado a la sombra.

 

Flamenco enano. Un ejemplar adulto muy confiado que se dejaba acercar a menos de un metro y nadaba con los patos domésticos de la charca. Su plumaje estaba impecable, pero al abrir las alas se apreciaban varias primarias cortadas.

 

 

También buscamos a la garceta tricolor, que llevaba observándose varios meses entre las playas de Los Cristianos y de Las Américas, pero no tuvimos éxito. Por la noche regresamos a Madrid, en un vuelo de Vueling, extremadamente retrasado.

 

 

 

 

 

 

 

E-mail: Para contactarme pincha el flamenco