ISLOTE DE ALEGRANZA

4 a 6 de septiembre 2006

 

 

 

El islote de la Alegranza es el situado más al norte de los que constituyen el llamado archipiélago Chinijo, un grupo de pequeñas islas bien visibles desde la costa septentrional de Lanzarote. Tiene una extensión aproximada de 10 km2 y una altura máxima de 260 m.s.n.m..

Sus costas, azotadas por fuertes vientos, son escarpadas y recortadas en el norte, y menos abrasionadas en el sur, en donde existen algunas estrechas playas de pie de acantilado y una gruta de considerables dimensiones (El Jameo). La tercera parte de la superficie de la isla está ocupada por un edificio volcánico (La Caldera), que se localiza al suroeste. Una pequeña formación sedimentaria, el Llano de la Vega, ocupa la zona central de la isla, mientras que en el norte se acumula arena en una pequeña duna transversal paralela a la costa denominada El Jablito. El resto de la isla está constituido por depósitos volcánicos procedentes de erupciones hidromagmáticas y estrombolianas, cuyas principales alturas, además de La Caldera,  son las del Morro de la Rapadura, La Atalaya y Montaña Lobos.

Actualmente la isla pertenece a D. Enrique Jordán, pero se encuentra totalmente despoblada, existiendo sólo algunos restos, en el sur, de los antiguos edificios que datan de la primera mitad del siglo XX, época en la que se mantuvo una pequeña explotación agrícola y ganadera. En la parte occidental se localiza un faro que funciona de forma automática, y en cuya proximidad suele habilitar un campamento el personal científico que se aloja de forma ocasional en el islote.

La cubierta vegetal es escasa y, como máximo, alcanza un porte arbustivo. El introducido tabaco moro es el arbusto predominante. Existen dos puntos de agua dulce en el islote: el primero es un pozo excavado en el Llano de la Vega que se halla actualmente cubierto con un entramado metálico para evitar que se ahoguen las aves; el segundo es una pequeña presa que se construyó en las proximidades de El Veril. A este último punto acuden a bañarse y beber los halcones de Eleonora y gran cantidad de passeriformes.

El interés ornitológico del islote es altísimo, teniendo en cuenta que alberga a posiblemente las mayores colonias de España de halcón de Eleonora, pardela cenicienta, paíño de Madeira y petrel de Bulwer, así como a otras escasas aves como la pardela chica, el paíño pechialbo y el paíño europeo. También crían el águila pescadora, el halcón tagarote y el guirre, y es importante zona de paso de paseriformes, habiéndose citado hasta la fecha unas 80 especies de aves.

El archipiélago Chinijo está declarado en su totalidad Parque Natural y sólo puede ser visitado con el permiso de la Consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Canarias. Si pretendemos movernos por su interior hay que contar también con la autorización  del actual propietario de la tierra.

 

 

(Viaje realizado junto a Juan Sagardía y Carlos Sánchez)

 

 

Mapa de Alegranza. Pulsar imágenes de los paisajes para agrandar.

 

 

 

Aves observadas:

 

-El halcón de Eleonora

-Aves marinas

-Otras aves

 

 

 

 

 

 

Bibliografía utilizada:

-GOBIERNO DE CANARIAS, 2005. Plan rector de uso y gestión del Parque Natural del Archipiélago Chinijo.

-MARTÍN A. & LORENZO, J. A.. 2001. Aves del Archipiélago Canario.

-MARTÍ, R. & DEL MORAL, J. C. (Eds.) 2003. Atlas de las Aves Reproductoras de España. Dirección General de Conservación de la Naturaleza-Sociedad Española de Ornitología. Madrid